Saltar al contenido

Agua

El agua es principalmente la sustancia más abundante en la tierra, logrando cubrir un 71% de la corteza terrestre, también es más del 65% del ser humano, por lo que sin ella ni siquiera existiríamos. Además, es la única sustancia que es capaz de estar en los 3 estados de la materia, solido, líquido y gaseoso.

Interactuamos con el agua todos los días. La bebemos cuando tenemos sed, ya sea en su estado “puro” o combinada con algún producto saborizante, la usamos para bañarnos en nuestras bañeras, piscinas, ríos, mar y entre otros, también la usamos para cocinar, limpiar, mezclar e infinidades de acciones más. Pero a pesar de que la usamos todos los días, ¿sabemos realmente qué es el agua?

Composición del agua.


Se encuentra formada por el enlace covalente de 2 átomos de Hidrogeno y un átomo de Oxigeno, el conocido H2O.

En su estado puro, el agua es incolora e inodora, pero para el consumo humano, conocida como agua potable es tratada con diferentes minerales y sustancias orgánicas para lograr un sabor, olor y color más apetecible y saludable.

A pesar de que el agua es gastada a diario y usada para miles de cosas todos los días, está logra mantenerse en gran abundancia gracias al ciclo hidrológico o más conocido como el ciclo del agua, el cual consiste en que cuando el sol evapora el agua principalmente del mar, pero también de ríos, lagos, etc.

Este asciende hacia la atmosfera en forma de vapor, y mientras más cerca se encuentre de la atmosfera, se va enfriando el vapor cada vez más hasta lograr condensarse y generar diminutas gotas de agua que se juntaran hasta lograr conformar las nubes, estas se mueven por diferentes lugares y finalmente se precipitan, ya sea en forma de granizo, nieve o lluvia, finalmente al caer, caen en la vegetación, ríos, lagos, tierra, mar, etc.

Una vez allí el agua es nuevamente evaporada por el calor del sol, con lo cual se da inicio nuevamente al ciclo.

Tipos de agua


En la vida cotidiana seguramente has escuchado que existen diferentes tipos de agua, y tendrás en mente 2 de ellos, el agua dulce, que cuenta con una baja concentración de agua, que luego de un proceso puede ser potable, además de ser aproximadamente un 3% del agua en la tierra y el agua salada que viene siendo el 97% restante, siendo un agua con grandes concentraciones de sal (más de 10 000 mg/l). Pero debes saber que existen muchísimos más, por lo que vamos a mostrarte algunas de éstos.

Otros tipos de agua.


Y terminaremos con un tipo de agua que no es muy común y es usada para algo totalmente distinto que solo beberla, y es el agua de avena, la cual se prepara con la combinación de agua, cereal de avena y miso de cebada, logrando obtener una mezcla con una gran concentración de fibra, lo que se traduce en que al beberla podrás purificar tu torrente sanguíneo y canal intestinal, además de que es muy conocida porque ayuda a bajar de peso relativamente rápido si se combina con una buena dieta que la complemente y un plan de ejercicio.

  • El primero será el agua potable, el cual es el que consumimos y no nos causa ningún riesgo a nuestra salud.
  • El segundo será el agua negra, que es el que se encuentra contaminado de diferentes formas, debido al uso que les dan las personas (desechos, químicos, etc.).
  • La tercera será el agua destilada, la cual es agua “completamente” pura, por lo que sería la única que se encuentra realmente formada con H2O, siendo utilizada generalmente en la industria farmacéutica.
  • La cuarta es el agua mineral, la cual se una combinación de H2O junto a otros minerales como sales, sulfatos, magnesio, fluoruro, entre otros, para alterar su sabor, actualmente es la que podemos encontrar embotellada en las diferentes tiendas, donde podrás notar que cada marca le da su toque al agua.

Los ciclos del agua


El ciclo del agua es el proceso de circulación del agua por los diferentes compartimentos que forman la hidrosfera. Se trata de un ciclo donde casi no existen interacciones químicas, pues el agua solo puede cambiar entre estados.

El agua en la tierra puede encontrarse en forma líquida, en forma sólida (hielo) y en forma gaseosa (vapor).  La última fracción es sumamente importante, de ella depende la transformación del agua en forma líquida para que continúe el ciclo.

El ciclo del agua puede resumirse fácilmente en cuatro etapas:

  • Evaporación,
  • Condensación,
  • Precipitación
  • e infiltración.

Cabe destacar que los lagos subterráneos formarán corrientes y el agua volverá a la superficie para ir cumpliendo su ciclo.

¿Cómo ocurre el ciclo del agua?

El ciclo del agua puede ocurrir en cualquier fuente de agua, sea lago, río o incluso un recipiente. Para dar una breve explicación diremos que en los océanos.

El sol calienta el agua, la cual cambia de estado transformándose en vapor y yendo hacia arriba.

Las corrientes de aire elevan dicho vapor hacia las zonas más frías, la capa superior de la atmósfera. Allí la menor temperatura causa que el agua se condense, formando cuerpos llamados nubes.

Las corrientes de aire van corriendo las nubes alrededor de todo el globo y estas cuando chocan, tendiendo suficiente peso, caen en forma de precipitación.

La precipitación puede ocurrir de dos formas: en zonas frías nieve y en zonas cálidas en forma de gotas. La nieve en las zonas frías forma témpanos de hielo, que se derriten cuando llega la primavera.

La mayor parte de la precipitación ocurre en océanos o sobre la tierra. La corriente de ríos subterráneos o simplemente ríos vuelve a llevar el agua hacia los océanos.

No toda el agua queda en los ríos pues, la mayoría, corre por el suelo en forma de infiltración. El agua en la tierra vuelve a iniciar su ciclo cuando los lagos, ríos u océanos son calentados por el sol y allí inicia de nuevo todo el proceso descrito.

Ciencia de los materiales

Características de los materiales

División importante del ciclo de agua.

Ciclo interno: consiste en agua que la origina el magma. Cuando se formó hace millones de años la tierra poseía en su interior vapor de agua. Al principio la tierra tenía miles de volcanes en erupción, el magma cargado de vapor de agua emergió a superficie. Cuando la tierra se enfrió, el vapor de agua se condensó y cayó al suelo en forma de lluvia.

Ciclo externo: este comienza con la evaporación de agua desde el océano. A medida que se eleva el vapor de agua, se condensa en cuerpos más conocidos como nubes.

Al condensarse se pasa del estado gaseoso a líquido, cuando el peso es lo suficientemente grande se precipitan. La precipitación hacia la tierra puede ser en forma líquida (gotas) en zonas cálidas, o solida (nieve) en zonas frías.

Una parte del agua que llegue a la superficie será utilizada por los seres vivos. La otra gran parte correrá directamente por la tierra hasta llegar a un río, lago u océano.

Otro pequeño porcentaje del agua logra filtrarse por el suelo formando corrientes y lagos subterráneos. Tarde o temprano toda el agua que hay en la tierra vuelve hacia la atmósfera. Esto lo causa principalmente la evaporación.

Información sobre el agua.


Galería de imágenes sobre el agua.


El ciclo del agua describe la interacción que tiene esta sustancia por la tierra. El agua en la tierra siempre debe estar en movimiento, el planeta es un lugar dinámico.

El agua tiene la propiedad de poder cambiar entre estados, pasando del solido (hielo) liquido (agua) y gaseoso. La vida en la tierra depende completamente del agua, desde los inicios, todo ha ocurrido para dar origen a las bacterias, primera fuente de vida en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *